A todos los papás y mamás del mundo nos aterra la idea de que nuestros Babitas puedan tener un percance.

Debemos saber que la mayor parte de los accidentes durante la infancia se producen en casa, especialmente en la cocina y en el baño.

¿Cuáles son los accidentes más comunes y cómo intentar evitarlos?

La asfixia: es la principal causa de muerte accidental en menores de un año. Aquí os dejamos algunos consejos a tener en cuenta:

  • Evitar tener a bolsas de plástico a su alcance.
  • Revisar los juguetes y descartar todos los que tengan piezas pequeñas.
  • Procurar que el colchón donde duerma el pequeño sea duro.
  • No acostar al niño con la cadena del chupete puesta, dado que se le puede enredar en el cuello.
  • Evitar la ropa con cordones.
  • Los trozos de comida deberán ser muy pequeños.

Los ahogamientos también son un accidente muy común, debemos tomar medidas de precaución como por ejemplo, no dejar solo al niño en el agua jugando.

Las caídas son los accidentes más comunes, en muchas ocasiones no se pueden evitar, pero si se pueden minimizar sus consecuencias tomando medidas preventivas:

  • Se recomienda el uso de barreras en las escaleras.
  • Uso de protectores en las esquinas, puertas y ventanas.
  • No dejar al bebé con la barrera de la cuna bajada, ni en superficies elevadas.

Se debe tener cuidado también con las quemaduras, su piel e muy sensible y podemos quemar al bebé por accidente sin ser conscientes.

  • Nunca se debe calentar el biberón en el microondas, dado que no se calienta uniformemente. La alternativa: calentar su biberón al baño maría.
  • Siempre se debe medir con un termómetro y con el codo la temperatura del agua del baño, deberá estar entre 35-37ºC.
  • Bajo ningún concepto se debe dejar a ningún niño solo dentro del coche, el sol le puede quemar y además existe el riesgo de asfixia.
  • Deberemos tapar todos los enchufes y no dejar al alcance de los niños los cargadores de los móviles, incluso cuando no estén utilizándose.
  • Utilizar cremas de protección solar en verano e invierno, y no exponer a los pequeños Babitas al sol en las horas de más calor.

Por último, las intoxicaciones: las más frecuentes en niños se originan en la ingesta de productos de limpieza o medicamentos, de forma accidental.

Como sabéis, desde Mi Babitas queremos lo mejor para vuestros bebés, os dejamos algunos números de teléfono de contacto para saber cómo actuar en caso de que se produzca alguna de las anteriores situaciones.

Instituto Nacional de Toxicología: 91 562 04 20

Mi Babitas, Por y para ti

www.mibabitas.es

Tu tienda de regalos para el bebé