El primer baño del bebé.

admin

Mi Babitas

diciembre 20, 2020

El primer baño de nuestro bebé, sobre todo cuando somos papás primerizos, generalmente, nos produce muchas dudas e inquietudes. Tenemos muchas ganas de vivirlo, pero a su vez estamos inseguros.

El baño del bebé debe ser un momento mágico en el cual se refuerce vínculo afectivo, se debe transmitir al pequeño tranquilidad y bienestar, de este modo, tras el baño se quedará muy relajado. El baño por la noche antes de cenar, le ayudará a dormir mejor.

Es muy probable que la primera vez que sumerjáis a vuestro bebé en el agua, se asuste y llore. Es algo normal. Probad a sacarlo del agua, y tranquilizarlo, cuando esté tranquilo, volver a intentarlo. Puede que tengáis que repetirlo varias veces hasta que no llore y disfrute del baño.

¿Cómo proceder?

  • Tendréis que preparar todo lo necesario antes de comenzar, así os sentiréis más seguros. Jabón neutro, Toalla de algodón, Loción Corporal sin alcohol, esponja natural, peine, pañales, la superficie para cambiarlo tras el baño, un pañal, la ropa limpia, termómetro de baño y lo más importante la bañera.
  • La temperatura del agua debe estar a unos 35 ºC, comprobarla con el termómetro de baño o si lo preferís introducir vuestro codo en el agua así sentiréis si está perfecta o no.
  • El cuarto donde bañéis al bebé debe estar a 23ºC, para que el pequeño no se quede frío.
  • Una vez que el bebé este en el agua tranquilo, tendréis que bañarlo comenzando por la cabeza, y descendiendo hasta los pies. Es aconsejable que le limpiéis antes de meterlo en el agua, la zona que está en contacto con el pañal, la carita y las orejas. Para el baño podéis usar una pequeña cantidad de jabón neutro, y aclarar bien.

El baño debe ser algo placentero, aprovechar este momento para hablar y acariciar a vuestro chiquitín, esto le ayudará en su desarrollo.

Cuando deis por finalizado el baño, envolver a vuestro pequeño en su toalla de algodón, y secarlo con delicadeza. Disfrutar de estos momentos con el bebé, darle masajes con ayuda de su crema hidratante, lo dejareis muy relajado.

¿Y si aún no se le ha caído el cordón Umbilical?

Se puede bañar al bebé, la única diferencia que existe es el tiempo que dura el baño. El tiempo de inmersión no deberá superar los diez minutos, para evitar que se reblandezca la zona del cordón.

Tras el baño, debéis secar su piel, sobre todo en los pliegues (cuello, axilas, ingles, detrás de las orejas…). y a continuación necesitareis gasas esterilizadas y alcohol de 70º para proceder con la cura del ombligo. Deberéis humedecer la gasa con el alcohol y aplicárselo alrededor del ombligo, nunca directamente. (La cura del cordón deberéis hacerla dos veces al día)

También otra opción muy válida es, esperar a que el ombligo esté curado para dar a vuestro pequeño su primer baño, en este caso, hay limpiar la piel del bebé con una esponja húmeda, sin frotar.

El primer baño de vuestro bebé, será inolvidable.

¡DISFRUTARLO!

Las canastillas para el aseo más bonitas en www.mibabitas.es

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario